link0 link1 link2 link3 link4 link5 link6 link7 link8 link9 link10 link11 link12 link13 link14 link15 link16 link17 link18 link19 link20 link21 link22 link23 link24 link25 link26 link27 link28 link29 link30 link31 link32 link33 link34 link35 link36 link37 link38 link39 link40 link41 link42 link43 link44 link45 link46 link47 link48 link49 link50 link51 link52 link53 link54 link55 link56 link57 link58 link59 link60 link61 link62 link63 link64 link65 link66 link67 link68 link69 link70 link71 link72 link73 link74 link75 link76 link77 link78 link79 link80 link81 link82 link83 link84 link85 link86 link87 link88 link89 link90 link91 link92 link93 link94 link95 link96 link97 link98 link99 link100 link101 link102 link103 link104 link105 link106 link107 link108 link109 link110 link111 link112 link113 link114 link115 link116 link117 link118 link119

Tag Archives: Nelson Denis

E. Francis Riggs: citas que no coinciden

Cuando Diálogo, el periódico cibernético de la Universidad de Puerto Rico, le preguntó a Nelson A. Denis de dónde sale el título de su libro War against all Puerto Ricans, él respondió:

“La masacre de Río Piedras ocurrió el 24 de octubre de 1935, cuando la Policía insular le disparó y mató a cuatro nacionalistas en plena luz del día. Cuatro días después, el Jefe de la Policía en Puerto Rico, E. Francis Riggs, convocó una conferencia de prensa para discutir esto. Riggs no ofreció ninguna simpatía a las familias en luto. No fue apologético. En vez, le dijo a la prensa de la Isla que, si Albizu Campos y los nacionalistas continuaban agitando a los trabajadores de la caña de azúcar y a los estudiantes universitarios, habría una ‘Guerra a muerte contra todos los puertorriqueños’ [‘War to death against all Puerto Ricans’ es la frase textual en inglés que dijo Riggs].”

No obstante, en mi libro ¡Yo acuso!: Tortura y asesinato de don Pedro Albizu Campos ―publicado en 1985― y en la edición ampliada ¡Yo acuso!: Y lo que pasó después ―publicado en 2004―, he dicho lo siguiente luego de aludir a una ola de arrestos de Nacionalistas, al ajusticiamiento de Francis Riggs y a los asesinatos de Rosado y Beauchamp:

“El 25 de octubre de 1935, al día siguiente de lo que ha sido denominado la Masacre de Río Piedras, Riggs le había declarado la guerra al Partido Nacionalista cuando, según informó el diario La Democracia, dijo que: ‘Nadie tiene derecho –a menos que [esté] legalmente autorizado–, a portar un arma prohibida. Si hay alguien que persista en ese delito, yo me adelanto a informar que habrá guerra, guerra sin cesar, no contra políticos, sino guerra contra criminales. Quien se niega a dejarse conducir arrestado por un agente del orden público es un criminal y un salvaje’. A la declaración de guerra del militar norteamericano, Albizu respondió que el partido ‘recoge el guante’ y que en efecto habría ‘guerra, guerra y guerra contra los yankis’.”

Obsérvese que he mencionado la fuente de mis datos.