link0 link1 link2 link3 link4 link5 link6 link7 link8 link9 link10 link11 link12 link13 link14 link15 link16 link17 link18 link19 link20 link21 link22 link23 link24 link25 link26 link27 link28 link29 link30 link31 link32 link33 link34 link35 link36 link37 link38 link39 link40 link41 link42 link43 link44 link45 link46 link47 link48 link49 link50 link51 link52 link53 link54 link55 link56 link57 link58 link59 link60 link61 link62 link63 link64 link65 link66 link67 link68 link69 link70 link71 link72 link73 link74 link75 link76 link77 link78 link79 link80 link81 link82 link83 link84 link85 link86 link87 link88 link89 link90 link91 link92 link93 link94 link95 link96 link97 link98 link99 link100 link101 link102 link103 link104 link105 link106 link107 link108 link109 link110 link111 link112 link113 link114 link115 link116 link117 link118 link119

PEQUEÑESES PIPISTAS

Acabo de recibir por correo electrónico la información de que el texto de la tarja develada en el edificio en el viejo San Juan en cuya segunda planta vivió Albizu, lo redactaron prácticamente a última hora en la oficina de la senadora María de Lourdes Santiago Negrón del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) con lo que suplantó el texto que como un favor redacté para el dueño de la estructura y que éste ya había aceptado. La senadora del PIP sufragó la tarja, se hizo responsable de su instalación y montó un espectáculo publicitario para el acto de develación.

Vea a continuación el texto suplantado y contrástelo con el subsiguiente del PIP:

“En el segundo piso de este histórico edificio vivió y fue arrestado dos veces tras intensos tiroteos don Pedro Albizu Campos, presidente del Partido Nacionalista de Puerto Rico-Movimiento Libertador. De ascendencia negra, vasca y taína, dedicó vida y hacienda a luchar por liberar a Puerto Rico del control que ejerce Estados Unidos sobre esta Isla caribeña desde que la invadió en 1898. Hay dudas sobre si Albizu nació en 1891 o en 1893, pero sí se sabe que se graduó de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard. Por su tenaz lucha política, jurídica, diplomática y armada fue sentenciado en dos ocasiones (1936, 1951) a un total de 82 años de cárcel, de los que llegó a cumplir alrededor de veinte. El Maestro, como lo llamaban sus seguidores, murió el 21 de abril de 1965 y sus restos reposan en el cementerio municipal de San Juan, cerca de aquí. Calles, avenidas, escuelas y parques de la Isla llevan hoy su nombre”.

He aquí la versión aguada de la senadora Santiago del PIP:

“En este edifico estuvieron ubicadas las oficinas principales del Partido Nacionalista de Puerto Rico, Movimiento Libertador y la residencia principal de quien lo presidía, el insigne patriota y dirigente independentista Pedro Albizu Campos. Durante los actos revolucionarios de 1950, en defensa de nuestro derecho a la independencia, esta edificación fue tiroteada durante dos días por la policía insular y la guardia nacional, sirviendo de trinchera para la defensa de las personas que en él se encontraban, entre ellas hombres y mujeres, hasta que los gases lacrimógenos lograron vencerlos y posteriormente fueron arrestados y encarcelados”.

Obsérvese que la tímida versión del PIP –“tímida” por no caracterizarla de otro modo– no se menciona el hecho de que Albizu y otros Nacionalistas se encontraban allí; que fueron esas personas y no el edificio los tiroteados; ni que estos opusieron resistencia armada ante los ataques. Más aún, no dice que Albizu era un dirigente Nacionalista, sino “independentista”, usando la adjetivación que se aplica a los miembros de su partido para distinguirlos del Partido Nacionalista-Movimiento Libertador. Se insinúa, además, que Albizu tenía más de una residencia, lo que es falso. Omite el texto de la senadora del PIP el hecho de que la Policía colonial y la mal denominada guardia nacional atacaron a tiros a Albizu en ese lugar no sólo en 1950, sino, además, en 1954. En fin, el contenido de esta tarja es causa de sonrojo al menos para quienes conocen a fondo los hechos aludidos.